Chile: plebiscito 25 de octubre de 2020 Origen, impacto y perspectiva

Graciela Galarce*

Imagen: redlad

Chile era “un ejemplo a seguir”. Sin embargo, Chile rechazó al neoliberalismo y a la Constitución de Pinochet con un 80% en el Plebiscito del 25 de octubre. “No son treinta pesos [alza pasaje del Metro], son treinta años” desde el triunfo del “Plebiscito de 1988” del NO a Pinochet, a los siete gobiernos post dictadura a partir de 1990 con la promesa “La Alegría ya Viene”, que nunca llegó. También son casi 50 años del neoliberalismo que se inició en 1973 con el Golpe Militar.
A inicios de la década de los cincuenta, Estados Unidos para ampliar su hegemonía en América Latina, planificó y diseñó un prioritario plan estratégico para insertar la corriente académica neoliberal. Eligen Chile por su sólida democracia, la fuerza creciente de izquierda, y que en Chile estaba la sede de la CEPAL que postulaba una economía con fuerte participación del Estado. Fontaine Talavera señaló: ¡Se quería enfrentar al león en su propia cueva!, ¡Había que preparar en Chile el antídoto a la CEPAL!
Crearon varios programas: El “Instituto de Asuntos Interamericanos de los Estados Unidos en Chile”; “Chile Proyect”, para financiar la enseñanza económica y becas de intercambio; La “Administración para la Cooperación Internacional”, ICA que seleccionó para un convenio académico la Universidad de Chicago y la Universidad Católica.
La Universidad Católica firma el convenio en 1955 que comprometía cuatro temas: la presencia de profesores estadounidenses en Chile; la creación de un Centro de Investigaciones Económicas; la selección de becarios chilenos para perfeccionar sus estudios en la Universidad de Chicago; la realización de investigaciones acerca de la realidad económica chilena.
Con el Golpe Militar de 1973 en Chile se inicia el Neoliberalismo. Thatcher en 1979 y Reagan en 1981. Se inicia una nueva etapa de la economía mundial: Neoliberalismo y Globalización.
El Pecado original del Neoliberalismo, es que fue impuesto por la fuerza de las armas. Los militares golpistas formados en la doctrina de Seguridad Nacional, sin proyecto económico. Los Chicago boys aportaron el proyecto económico neoliberal plasmado en su libro El Ladrillo. Con Seguridad Nacional y Neoliberalismo promueven una contra revolución al Tránsito Pacífico al Socialismo de Allende para eliminar el marxismo. “Cuando la teoría y la práctica están en desacuerdo, quiere decir que la práctica está mal” y hay que cambiar la realidad de raíz, afirmó Sergio De Castro, Chicago boy, Arquitecto del ‘Modelo Económico Chileno’.

Con el Golpe Militar de 1973 en Chile se inicia el Neoliberalismo. Thatcher en 1979 y Reagan en 1981. Se inicia una nueva etapa de la economía mundial: Neoliberalismo y Globalización.


Para cambiar la realidad, José Piñera, elaboró Las Siete Modernidades, bases del capitalismo neoliberal y de la Constitución pinochetista de 1980, medidas contra los trabajadores y a favor del capital.
Las Siete Modernidades: Libre Mercado; Estado Subsidiario; Disminución del Gasto Social; Reforma Tributaria; Libre Comercio y Apertura al Capital Extranjero; Desregulación Laboral; Propiedad Privada.
A partir de 1983 crecientes marchas fuertemente reprimidas con decenas de muertes demandaron: Renuncia de Pinochet, Asamblea Constituyente y Gobierno de Transición. La dictadura en 1987 se vio obligada a dialogar con dirigentes de partidos políticos que plantearon las demandas. Finalmente negociaron en los marcos de la Constitución el Plebiscito del 5 de octubre de 1988. Si: Seguía Pinochet; NO: NO Seguía Pinochet y se llamaba a elecciones presidenciales. Ganó el NO con la consigna La Alegría ya Viene.
Los gobiernos post dictadura han aceptado y profundizado el neoliberalismo. En 1992, Arturo Fontaine afirmó: “Los intelectuales de tradición socialista se identifican cada vez más abiertamente con el liberalismo […] deben empeñarse en convencer a sus partidarios de que la economía capitalista que repudiaron en las urnas no solo es buena para el país, sino que es la de ellos […] Concluye: “Si aceptan el neoliberalismo y los empresario les dan la bendición, el “pecado original” de la transformación capitalista chilena habrá quedado ‘políticamente redimido’ ”.
El neoliberalismo en Chile es el más profundo y más prolongado a nivel mundial. En lugar, de La alegría ya viene: gran concentración del ingreso y riqueza con elevados niveles de pobreza e incertidumbre. El pecado original no se ha redimido para el pueblo.
Estallido Social, Rebelión y Plebiscito

Previo al Estallido Social masivas manifestaciones: Estudiantes, Trabajadores, Pobladores, Ambientalistas, Feministas, Diversidad sexual, Pensionados (No +AFP); Pueblo Mapuche, etcétera.

A inicio del Estallido Social Piñera afirmó: “Estamos en guerra con un enemigo muy poderoso”. Brutal represión: muertes, heridos, agresiones sexuales; 400 personas con daño ocular y dos de ellos han quedado ciegos, cientos de presos políticos.


El Estallido Social transformado en Rebelión es muy diferente y sensible a problemas individuales y globales; pensiones miserables; endeudamiento de familias y estudiantes. Se indigna con la corrupción generalizada de las instituciones del Estado, de las empresas y su colusión con los partidos políticos. Indignación con: Empresas que corrompen partidos políticos; Robos en las Fuerzas Armadas, Corrupción en las Iglesias; Montajes de la Inteligencia del Estado contra el Pueblo Mapuche; etcétera.
La Rebelión es auto convocada, sin dirigentes ni voceros. Se replican las movilizaciones en lugares estratégicos a lo largo del país. En Santiago la Plaza Baquedano, es denominada Plaza de la Dignidad en respuesta al trato indigno recibido por décadas. Cada viernes flamean banderas chilenas y del Pueblo Mapuche.
Las masivas manifestaciones de más de un millón doscientas mil personas en Santiago han dado la vuelta por el mundo. Se exige la renuncia de Piñera y una ’Asamblea Constituyente’. Cabildos y Asambleas en diferentes comunas del país apoyan demandas.
A inicio del Estallido Social Piñera afirmó: “Estamos en guerra con un enemigo muy poderoso”. Brutal represión: muertes, heridos, agresiones sexuales; 400 personas con daño ocular y dos de ellos han quedado ciegos, cientos de presos políticos. Los movimientos sociales han sido infiltrados por agentes del Estado. A 10 meses del Estallido se desconocen los autores de incendios simultáneos de Estaciones del Metro.
La Mesa Social: La CUT, gremios del sector público, pobladores, mujeres, etc., han organizado movilaciones menos masivas. El 12 de noviembre de 2019 convocaron un Paro Nacional que tuvo diferentes evaluaciones.
Piñera, con 8% de aprobación pidió al Congreso un Acuerdo Nacional. El Congeso aprobó el Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución el 15 de noviembre de 2019. El Acuerdo fijó el itinerario de dos años para redactar y aprobar una nueva Constitución, todo se regirá por la Constitución pinochetista y por los 2/3 para cada ítem. Se respetarán todos los Tratados Internacionales, incluyendo los múltiples TLC.
A través del Acuerdo, el gobierno se apropió de las demandas de las movilizaciones y cambió “Asamblea Constituyente”, que es Soberana, por “Convención Constituyente”, que se rige por la Constitución pinochetista.
El Plebiscito del 25 de octubre de 2020 tenía dos opciones: Apruebo o Rechazo. Apruebo: Hacer una nueva Constitución; Rechazo: Seguir con la Constitución de 1980.
Segunda consulta: quiénes redactarán la Nueva Constitución: Convención Constituyente: 100% de ciudadanos elegidos.; Constitución Mixta: 50% de parlamentarios y 50% de ciudadanos elegidos.
Algunos planteaban que las reglas del Plebiscito del 25 de octubre eran una trampa. No obstante, una gran votación podría cambiar los amarres. El arrasador triunfo del Apruebo, 78,27% y Convención Constitucional, 78,99% se debió en gran medida a los jóvenes. En pandemia y voto voluntario votó el 50,9% . En las tres comunas ricas: Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea, ganaron el Rechazo y la Convención Mixta. Alli reside la elite que dirige el país. Desde el Plebiscito de 1988, la derecha retiene cerca del 40% electoral y la experiencia de las expropiaciones durante la UP. Parte de la derecha aprobó el apruebo.
El domingo 25 de octubre fue un gran triunfo, pero sólo el primero de los dos años del proceso para una Nueva Constitución. Los partidos políticos, con 3% de aprobación, actualmente han privilegiado otras elecciones. El plazo de inscripción de Constituyentes es el 11 de enero y las elcciones el 11 de abril. Si no se logra una gran votación, es fácil que el oficialismo con 1/3 tenga derecho a veto. La derecha con sus tres partdos se une fácilmente. En la oposición a Piñera hay muchos partidos difíciles de unir.
Los Constituyentes se elegirán entre los candidatos de cada partido político. Los candidatos a constituyentes independientes tienen muchas limitaciones. La Convención debe ser paritaria. En discusión cupos para pueblos originarios.
El movimiento social chileno ha ayudado a las movilizaciones de otros países de la región y se potencia con las movilizaciones en Colombia, Ecuador, Perú y con el gran triunfo en Bolivia.
La tarea es elegir el 11 de abril más de dos tercios de convencionales. Es difícil, pero esperamos que la victoria del Plebiscito se pueda repetir.

*Chile, GT Crisis y Economía Mundial, economista del Banco Central al momento del golpe de Estado contra Salvador Allende.

Nacionalización Del Cobre En Chile: Estallido Social Y Pandemia

ESPECTACULAR 83% DE APOYO A LA NACIONALIZACIÓN DEL COBRE | Crónica Digital
Foto: Crónicadigital

Orlando Caputo y Graciela Galarce*

I.- ‘Estallido Social’ y Pandemia

La nacionalización del cobre, realizada por Salvador Allende, el 11 de julio de 1971, constituye la transformación económica, política y social más importante del Siglo XX en Chile. Con la nacionalización del cobre, el Estado chileno, a través de la Corporación del Cobre, -Codelco-, controló el 100% de la producción de la Gran Minería del Cobre. Con la posterior desnacionalización, las grandes mineras mundiales que explotan los nuevos y ricos yacimientos de cobre de Chile controlan en torno al 70% de la producción. A pesar de esto, los recursos del cobre, y particularmente de Codelco, han sido fundamentales en el funcionamiento de la economía chilena y para enfrentar las demandas sociales. Así sucedió con los impactos de la crisis mundial de 2008, en el terremoto y maremoto en Chile de 2010, en la crisis económica relacionada con el ‘Estallido Social’ de octubre de 2019 y con la Pandemia.
En relación a la Pandemia, el Gobierno y el Parlamento acordaron un Plan de 12 mil millones de dólares para ser usados en 24 meses, sobre la base del Proyecto elaborado a solicitud del Colegio Médico de Chile, dado que el Gobierno señalaba que no había recursos suficientes. Para financiar este Plan, se contempla usar los Fondos Soberanos que Chile mantiene en el exterior y aumentar la deuda externa del Estado.

La nacionalización del cobre, realizada por Salvador Allende, el 11 de julio de 1971, constituye la transformación económica, política y social más importante del Siglo XX en Chile.


Los Fondos Soberanos se han formado principalmente con recursos aportados por Codelco, es decir, por las empresas nacionalizadas por Allende. Chile puede incrementar la deuda estatal por dos razones. La deuda externa del Estado chileno es relativamente baja, ya que los recursos del cobre han permitido financiar en parte importante el Presupuesto Estatal. Además, el Estado chileno puede obtener financiamiento internacional a bajas tasas de interés porque cuenta con el respaldo de los Fondos Soberanos y de los ingresos del cobre. La importancia actual de la nacionalización del cobre realizada por Salvador Allende se oculta en el Chile actual. No está presente en los principales medios de comunicación escritos, ni en la televisión.
En síntesis, el cobre es el ‘Sueldo de Chile’, como lo denominó Salvador Allende. La traumática situación actual de los trabajadores y del pueblo de Chile por la Pandemia, nos llevan a reproducir algunos de los párrafos del Discurso de Salvador Allende con motivo de “La Nacionalización del Cobre” el 11 de julio de 1971. Allende señaló:
Hoy es el día de la dignidad nacional y de la solidaridad. Es el día de la dignidad, porque Chile rompe con el pasado; se yergue con fe de futuro y empieza el camino definitivo de su independencia económica, que significa su plena independencia política.
Es el día de la solidaridad, porque Chile ha sido castigado por la fuerza de la naturaleza […] Es por eso por lo que este día, que es el día de la dignidad, tiene que ser el día de la solidaridad, para levantarse y estar junto a las provincias azotadas por el terremoto. Así, Chile demostrará su entereza y la voluntad del pueblo.

II.- La nacionalización del cobre en el gobierno de Allende.

1.- La nacionalización del cobre estuvo presente en las cuatro candidaturas de Salvador Allende a la Presidencia de la República. Dos de las tres candidaturas presidenciales en 1970: Radomiro Tomic y Salvador Allende, tenían en sus Programas Presidenciales la Nacionalización del Cobre. Al comienzo de los 50’s, la idea de la nacionalización del cobre se abrió paso lentamente. En los 60’s se transformó en imparable, apoyada por la mayoría de los chilenos y de las organizaciones sindicales. Poco después del 4 de noviembre de 1970 –el primer día de su gobierno– designó representantes en Codelco y en los directorios de las sociedades mixtas para promover la participación de los sindicatos, controlar, corregir y evitar sabotajes.
2.- En diciembre de 1970, el presidente de la República envió la Reforma Constitucional para nacionalizar el cobre de la Gran Minería. Denunció que las grandes empresas norteamericanas, que han explotado el cobre en Chile habían obtenido en los últimos 60 años ingresos por la suma de 10.800 millones de dólares que equivalían al patrimonio nacional logrado durante 400 años.
3.- En el Proyecto de Nacionalización del Cobre, se afirma enfáticamente que por tratarse de la principal riqueza básica del país y porque su nacionalización daba paso a la ‘Segunda Independencia Nacional’, la Nacionalización del Cobre debía estar consagrada no en una simple ley, sino que en la Constitución Chilena o Carta Magna.
4.- El masivo apoyo de los chilenos posibilitó la aprobación de la Nacionalización del Cobre, el 11 de Julio de 1971, por la Unanimidad del Congreso en Pleno.
5.- Ese día, como ya lo hemos señalado, Allende lo denominó, “Día de la Dignidad y de la Solidaridad”. Chile había sido tratado indignamente por las empresas y por el imperialismo estadounidense, que hicieron lo que querían con nuestra principal riqueza. Y, día de la Solidaridad, porque el cobre debería mejorar la situación actual del pueblo de Chile y de futuras generaciones, así como para enfrentar los desastres naturales tan característicos de Chile, los problemas sociales y económicos.
6.- El Discurso estuvo dirigido a todo Chile, y al final se refirió a los trabajadores del cobre […], “los trabajadores del cobre no serán dueños de las minas… son dueños de las minas en cuanto las minas les pertenecen al pueblo … el cobre estará destinado al progreso de la patria […] por un Chile distinto, por una sociedad nueva, por el camino que abrimos hacia el socialismo[…] debo recordarles que el cobre es el sueldo de Chile, así como la tierra es su pan. El pan de Chile lo van a garantizar los campesinos […] El futuro de la patria, el sueldo de Chile está en las manos de ustedes”.

“Hoy es el día de la dignidad nacional y de la solidaridad. Es el día de la dignidad, porque Chile rompe con el pasado; se yergue con fe de futuro y empieza el camino definitivo de su independencia económica, que significa su plena independencia
política”. Salvador Allende

III. Nacionalización y desnacionalización del cobre

1.- A pesar del boicot de las empresas estadounidenses y de los Estados Unidos, la administración chilena de las empresas nacionalizadas logró mantener los niveles de producción, como lo demuestra la información estadística y el reconocimiento de diversos estudios. En nuestros documentos hemos afirmado que la nacionalización del cobre ha sido la principal transformación económica, social y política del Siglo XX en Chile.
2.- En Dictadura, la Concesión se cambió por ‘Concesión Plena’, que se definió como más segura que la propiedad privada, lo que permitió la desnacionalización de los nuevos y ricos yacimientos de cobre, que se concretó a partir de los primeros gobiernos pos-Dictadura. Y como hemos señalado, Codelco que controlaba el 100% de la producción de la Gran Minería, actualmente controla solo el 30%. La desnacionalización ha sido anticonstitucional, ya que la Reforma Constitucional que permitió la Nacionalización del Cobre señala que: “El Estado tiene el dominio Absoluto, Exclusivo, Inalienable e Imprescriptible de todas las Minas”
3.- Es difícil de creer, que desde Chile se han fortalecido a las grandes mineras mundiales, que compiten con las empresas nacionalizadas por Salvador Allende, en la economía mundial y en Chile, por la energía, el agua, fuerza de trabajo calificada, etcétera. Por eso, a la desnacionalización del cobre y el control de las empresas extranjeras, del 70% del cobre, la hemos denominado: “El mayor robo a Chile desde fines del Siglo XX y del Siglo XXI”.
4.- ” Quien controla el cobre, controla a Chile”, sentenció Radomiro Tomic en 1982.
Tomic agregó: “De aquí en adelante no será el Estado chileno sino intereses foráneos, en larga medida competidores de Chile, en todas las fases del proceso minero e industrial del cobre […] Codelco quedará arrinconada” […]” ¿Cómo negar que quien controla el cobre controla Chile?”
Las ganancias de las empresas extranjeras son muy elevadas y se incrementarán más con las de energía: solar, eólíca, la electromovilidad, etcétera. El cobre trasmite y produce electricidad, y el litio –que Chile tiene una de las principales reservas mundiales– lo conserva.
El ‘Estallido Social’ de octubre de 2019, está exigiendo recuperar la Dignidad del pueblo chileno a través de una Nueva Constitución, que elimine el capitalismo neoliberal y de paso del individualismo a la Solidaridad y recuperar la Soberanía Nacional sobre los todos recursos naturales, incluyendo el agua que ha sido privatizada.
La Nueva Constitución para Chile, a partir del Plebiscito del 25 de octubre de este año, estará relacionada, sin duda con los 49 años de la Nacionalización del Cobre y con los 50 años del triunfo de Allende del 4 de septiembre de 1970.

*Chile, GT Crisis y Economía Mundial, Orlando Caputo fue el Representante del Presidente Allende en el Comité Ejecutivo de la Corporación del Cobre, Codelco, y Gerente General de Codelco., institución que se hizo cargo de las empresas de la Gran Minera del Cobre nacionalizadas. Graciela Galarce, Economista de la Universidad de Chile, Magister en Ciencias Sociales, FLACSO-México. En el gobierno del Presidente Allende, trabajó en el Banco Central de Chile.